20 septiembre 2010

Adios "Abuelo"

COMPARTE»»
Dejaré grandes elogios y palabras a aquellas personas que tuvieron la suerte de conocerle en persona. Yo simplemente recordaré sus poemas, sus canciones y su forma de hacer política.

No lo conocí en persona, pero si el señor Jiménez Losantos (alumno suyo en Teruel) ha sido capaz de hacer semejante elegía al abuelo, es que este último tenía que ser más grande que Napoleón.

Político de Chunta, hizo de las intervenciones en el parlamento una audiencia televisiva mayor que un Barça vs Madrid, y lo consiguió diciendo lo que pensaba, mejor aún, lo que sentía. Esto parece que molestaba, tanto a unos como a otros, quizás porque era de los pocos, sino el único, que mantenía su dignidad por encima de todo, que no se traicionaba y que no enarbolaba la bandera de la hipocresía. Sinceramente, me enorgullecí de sentirme Aragonés cuando mandó a la mierda ya no sólo a un partido político sino a toda la clase política que reinaba en aquel (y en este) hemiciclo.

Gracias Labordeta, un honor haber sido contemporáneo tuyo, ahora sólo me queda aprender un poco más de ti.

2 comentarios :

Espartaco dijo...

Una gran pérdida. Descanse en paz.

María Pérez dijo...

Habrá un día... linda utopía que seguir cantando