29 septiembre 2013

Inteligencia artificial y trabajo

COMPARTE»»
Me encuentro con esta noticia, o más bien un análisis sobre lo que ocurrirá dentro de dos décadas con respecto al trabajo.

Según comenta este artículo, el 45% de los trabajos los podrá realizar una máquina dotada de inteligencia artificial (IA). Al parecer estamos en ese momento en el que la solución a todos nuestros problemas provienen de las nuevas tecnologías.

Si hay un campo que desconozco y no he profundizado demasiado es el del trabajo. Sin embargo, este tipo de noticias me recuerda a algo que leí una vez sobre la revolución industrial, aquello de que la revolución industrial prometía conseguir que los humanos trabajáramos menos por el mismo salario, pudiéramos dedicar más tiempo al ocio. Esto no se consiguió gracias a la revolución industrial, más bien todo lo contrario, la revolución industrial sacó a la gente del campo para convertirlos en esclavos, con jornadas de 16 horas. Fueron los sindicatos y las luchas sociales las que consiguieron ese mítico 8-8-8 (trabajo-ocio-descanso).

En los últimos años hemos visto como esta distribución vital de las horas (8-8-8) se ha visto truncada por razones que a mí se me escapan (seguramente será bastante complicado analizarlo). Ahí hemos visto la proliferación de los llamados working poor en EE.UU. y su versión europea  con los minijobs. La gente empieza a tener que trabajar jornada y media para poder sobrevivir.

¿Puede aportar pues las nuevas tecnologías y en concreto la IA una reducción de esta esclavitud en la que estamos inmersos? Partiendo de la base de la ignorancia sobre el tema del trabajo, me atrevo a afirmar un rotundo NO. La razón no es que no crea que en un futuro próximo la IA no esté verdaderamente avanzada (aunque se lleva prometiendo su llegada casi el mismo tiempo que la fusión fría) es que creo que detrás de todo esto hay un problema más grave, y es la necesidad que tiene este sistema de tener esclavos, que la gente no tenga mucho tiempo para discernir, para pensar y dialogar, para asociarse y colaborar. El problema es sistémico, no de si llegan o no llegan las nuevas tecnologías. 

En un futuro habrá una máquina con IA que podrá realizar muchos de nuestros trabajos actuales (construcción, fabricación, limpieza,...), pero, de alguna forma, el sistema inventará a los esclavos. No creo que haya una mente maquiavélica pensando en como conseguir gente que trabaje más de la mitad de su tiempo de vida diaria; es simplemente que el liberalismo los necesita, o mejor dicho, los crea porque es intrínseco a él; no debemos dedicar tiempo a pensar, a divertirnos de otra forma que no sea consumiendo, a asociarnos, a dialogar, a reivindicar,...